martes, 5 de mayo de 2009

Cocó, la hija de Sting está muy grave . Eminen se recupera de su adicción...

La hija de Sting herida muy grave
Está en terapia intensiva en un hospital de Los Ángeles.
Coco, la hija de 18 años del cantante británico Sting, fue internada de urgencia en un hospital de Los Ángeles con una fractura de cráneo que sufrió tras desmayarse el fin de semana en un restaurante.

Según el diario británico Daily Mail, la joven estaba cenando con unos amigos cuando se sintió mal y, al intentar levantarse, perdió el conocimiento y se golpeó la cabeza contra una silla.
Luego del accidente, tanto Sting, que estaba trabajando en Estados Unidos, como la madre de Coco, la actriz Trudie Syler, volaron a California para estar al lado de su hija, que preparaba en Estados Unidos su ámbum debut.
"Los médicos están realizandole todavía todo tipo de pruebas. Se trata de una lesión grave y Coco está bajo constante vigilancia", según el diario británico.

El rapero norteamericano Eminem lleva un año "limpio" de sus adicciones, y es ahora cuando ha revelado que durante la fase más aguda de su dependencia estuvo a punto de morir por una sobredosis de metadona.

El músico tomaba unas veinte pastillas al día entre analgésicos, tranquilizantes y otros medicamentos, y alguien le suministró una partida que contenía metadona y cuya dosis equivalía a la de "cuatro paquetitos de heroína", según ha explicado Eminem en la revista VIBE.

Eminem está a punto de publicar su nuevo disco, Relapse, que saldrá a la venta el próximo 20 de mayo. Después de grabar Encore en 2004 en 2004, el rapero anunció su retirada y se sumió en una depresión que afectó también a su salud física.
Ahora se declara curado y reconoce que nunca entendió "que la adicción podía ser un problema" en su familia, ya que la madre del artista padece del mismo mal.

No hay comentarios: