miércoles, 20 de mayo de 2009

Mercedes Sahores de Neuquén al monte Everest...

Una Neuquina hace cumbre en el Everest...

Hace apenas unos meses, Mercedes Sahores planeaba un viaje a Perú; pero sus planes cambiaron. Un amigo la invitó a ir a Everest. Y allí está. Acaba de hacer cumbre.
Hace años que Mercedes arriesga fuerte. Está entre las "TOP TEN" en competencias muy exigentes que siempre la tuvieron en los primeros puestos. Y el Everest estaba allá, todavía lejos en los sueños. Pero esta joven, neuquina y que hace años vive en Bariloche, sucumbió a la tentación. Y el sueño hoy está a sus pies. Hace unos días emprendió el tramo final para hacer cumbre en la montaña más alta del planeta y ayer, 19 de mayo, alcanzó los 8.848 metros.Fuente;Diario Río NEGRO




PROEZA A 8.848 METROS DE ALTURA
Una argentina en el techo del mundo
Una joven neuquina fue la primera del país en llegar a la cima del Everst. Mercedes Sahores tiene 34 años y el lunes pasado alcanzó los 8.848 metros.


Una joven neuquina se convirtió en la primera argentina en alcanzar la cima del monte Everest, el más alto del mundo con 8.848 metros sobre el nivel del mar, informaron hoy sus familiares.Mercedes Sahores, de 34 años, residente en Bariloche alcanzó la cima el lunes pasado.La expedición fue comandada por el guía de montaña Damián Benegas, quien nació en Puerto Madryn y también vive en Bariloche, y junto a Mercedes fueron los estadounidenses Eugene Rehfeld (63 años) y Johny Collinson (17).Mercedes, que es apasionada de los deportes de aventura y el kayaquismo, y además es instructora de esquí, se convirtió de esta manera en la primera mujer argentina en concretar esa proeza.Luis Sahores, su padre, expresó su satisfacción por el logro de su hija, y confesó que con su familia pasaron las últimas semanas con preocupación y algo de angustia."El lunes a eso de las 21 nos llamó desde la cumbre con un teléfono satelital. No se entendía casi nada pero alcancé a oir 'llegamos! Llegamos! Estamos en la cumbre y hay un sol espectacularð'", relató Luis.Dijo que fue un momento "muy emocionante y a la vez un alivio", que puso fin a una proeza que duró un mes y medio.El hombre explicó que los montañistas se instalaron primero en el campamento base del Everest, a 5.500 metros de altura sobre el nivel del mar, para ir aclimatándose.Luis contó que su hija estaba muy bien preparada para el desafío, como lo había hecho para las diversas competencias en las que participó y también en ascensiones anteriores.En la subida Mercedes fue comunicándose por teléfono y por correo electrónico, desde los distintos campamentos en los que instalaban conexiones satelitales.Además de deportista Mercedes es licenciada en Biología y trabajó con aves, en particular en el Proyecto Cóndor Andino, dedicado hace años a la preservación y estudio de esta especie americana.fuente:Crónica.

No hay comentarios: