sábado, 23 de mayo de 2009

Heath Ledger...


Terry Gilliam: "Pensé que no acabaría la película tras la muerte de Ledger"

Cannes- Gilliam pensó que el anuncio de la muerte del actor era "una broma para promocionar El caballero oscuro"."He tenido mucha responsabilidad encima mío para que la cinta estuviera a la altura del último trabajo de Heath Ledger".

Ledger, protagonista de The imaginarium of doctor Parnassus, murió a mitad de rodaje. El anuncio pilló totalmente por sorpresa a Gilliam, que leyó la noticia "en la web de la BBC. Creí que era una broma de Warner para promocionar El caballero oscuro". Los primeros días fueron los más duros: "Me pasé los cuatro o cinco primeros días deprimido. Estaba convencido de que la película no se iba a acabar", admite.

¿Cómo solucionó la ausencia de Ledger? De hecho Gilliam salió airoso del contratiempo. "Ya habíamos rodado todas sus escenas en el mundo real, sólo nos faltaban las que quedaban en el mundo del doctor Parnassus", explica. El mundo de Parnassus es una tierra de fantasía, propia del universo de Gilliam. Lo que faltaba por rodar eran los tres viajes que Ledger realiza a este mundo y lo hizo con la ayuda de Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell, que se intercambian el papel de Ledger.

Y en ante grandes problemas, grandes soluciones. "No quería poner sólo a un actor, parecería que estaba comparándolo con Ledger", aclara. Gilliam está de buen humor, y se extiende en la explicación: "Hablé con Johnny Depp y me dijo que me ayudaría. Más tarde conseguí el apoyo de Jude Law y Colin Farrell. El problema era el dinero, no podíamos pagarles así que se ofrecieron a cobrar la mitad del sueldo de Ledger y donárselo a su hija. No es algo muy frecuente en Hollywood".

La cinta se cierra con un agradecimiento al actor, un mensaje que reza "Una cinta de Heath Ledger y sus amigos". "Queríamos hacerle un homenaje al final, de ahí lo de poner eso antes de los créditos", admite el cineasta. La muerte de su protagonista, además del golpe emocional, le supuso una carga extra de trabajo. Gilliam explica que tuvo "mucha presión porque era su última película y quería que fuera algo digno de él, que estuviera a su altura".

El director zanja el tema de Ledger desmintiendo cualquier rumor sobre las causas de su muerte. "Me niego a admitir que fuera por culpa de las drogas. Era uno de los actores más limpios que he conocido. Si algo he aprendido de esta situación es que tienes que tener cuidado con los medicamentos", agrega Gilliam. Su próximo proyecto, un viejo conocido, El Quijote. Empieza a rodar en otoño. Por segunda vez.

No hay comentarios: