lunes, 25 de mayo de 2009

Nos esta afectando el cambio climático?


Ya no se puede seguir ignorando, que el cambio climático es una realidad y se debe en gran parte a la acción del hombre, de eso no tengo ninguna duda. El clima sufre cambios naturales pero el hombre ha acelerado ese proceso. El temporal que está afectando la Cordillera, y los desbordes de varios arroyos, ríos, aludes, anegamiento de calles ,caída de varios árboles,SON ALGUNAS DE SUS CONSECUENCIAS.

Las recientes lluvias, que acumularon cerca de 150 milímetros de agua, ocurrieron con elevada temperatura y derritieron la nieve acumulada, lo cual potenció el caudal de ríos y arroyos. Desde el Servicio Meteorológico Nacional informaron que llovió “hasta las cumbres de las montañas”, algo inusual para la época, donde habitualmente nevaba.En Bariloche, por ejemplo Ramón Chiocconi, integrante del grupo de rescate que asistió a las personas aisladas en Pampa Linda, dijo que desde el helicóptero “el panorama es increíble. El agua bajó por todo lo ancho que tiene el valle y seguramente ocasionó grandes daños al camino vehicular”.

También sobrevoló el río Ñirihuau, donde evacuaron a pobladores. “Hay personas que viven hace décadas en el lugar y aseguraron que nunca el río había subido tanto”, explicó. Chiocconi es médico pero también un experto en temas de montaña y naturaleza y evaluó que las grandes lluvias acompañadas por elevadas temperaturas hicieron que se derrita la nieve de las cotas altas y ello originó aludes y aluviones. También en el cerro López hubo un aluvión importante, que bajó por el arroyo homónimo y tapó el conducto debajo de la ruta al Circuito Chico. El agua y las piedras impactaron contra el kiosco aledaño ocasionando importantes daños. Sergio Barbagallo, quien administra los refugios López y Roca Negra, dijo no recordar un fenómeno de este tipo y que “es evidente que el clima está cambiando”.

El cambio climático es la potenciación de fenómenos climáticos. El más famoso es el calentamiento global, que consiste en el aumento sostenido de las temperaturas de la atmósfera terrestre y de los océanos como producto del efecto invernadero. Éste se genera cuando ciertos gases de las capas inferiores de la atmósfera (dióxido de carbono, metano, etc.) capturan parte de la radiación solar que la Tierra emite en forma de calor, creando un verdadero “invernadero global” que altera el equilibrio climático natural. Este cambio se produce por la liberación de gases invernadero (principalmente dióxido de carbono), generados a partir de la quema de combustibles fósiles, la deforestación y otras actividades humanas. La elevación del nivel del mar, la inundación de las zonas costeras y el derretimiento de las zonas polares y glaciares son signos del calentamiento global.El número de personas afectadas en el mundo a causa de desastres relacionados con el clima podría aumentar en un 50 por ciento para 2015, hasta alcanzar unos 375 millones de damnificados, según revela la organización Oxfam Internacional en el informe ‘El derecho a sobrevivir. El reto humanitario del siglo XXI’ .

Mark Lynas escribió un libro que escribió titulado “Six degrees” (seis grados) que nos hace pensar que nos espera en el futuro si sigue subiendo la temperatura.
Un grado más: se acabaría el hielo del Ártico.
Lynas plantea la desaparición del hielo del Ártico durante medio año si la temperatura sube solo un grado centígrado más. Además, las mareas podrían sumergir todas las viviendas de la costa de la Bahía de Bengala, entre Birmania e India, donde habitan más de un millón de personas. Habría huracanes en el Atlántico Sur, sequías severas en el oeste de Estados Unidos donde se ubican ciudades como San Diego, San Francisco, Las Vegas y Los Ángeles y se verían cambios inesperados en la agricultura de Inglaterra, donde hay más de 400 viñedos.
Más 2 grados: se acabarían las barreras de coral.
Se aceleraría el derretimiento de los glaciares de Groenlandia. Del glaciar Jakobshavn se desprenderían porciones de hielo que si se derritieran serían suficientes para abastecer con agua potable a todos los habitantes de Nueva York por un año. La extinción de los osos polares no tendría vuelta atrás y los insectos podrían comenzar a migrar a muchas regiones que se han vuelto más templadas, un hecho que ya es evidente en regiones de Brasil, Venezuela y Colombia. La isla-nación de Tuvalu, en el Pacífico sur, podría quedar sumergida por las mareas y las barreras de coral desaparecerían, porque no resistirían el aumento de la temperatura del agua.
Más 3 grados: la amenaza caería sobre la selva del Amazonas
La nieve de los Alpes se acabaría y las olas de calor serían lo normal en el Mediterráneo y en la mitad de Europa central. Los huracanes de categoría 6, peores que ‘Katrina’, serían más frecuentes y la selva del Amazonas podría desaparecer por la proliferación de incendios.
Más 4 grados: desaparecerían Venecia y parte de Egipto. El derretimiento de los glaciares del Himalaya, que alimentan el río Ganges, se produciría antes del 2035. La inundaciones serían frecuentes. Además, sin nieve que produzca agua, habría hambrunas. El norte de Canadá se convertiría en la zona agrícola más prolífica del planeta y los hielos del oeste de la Antártida podrían colapsar elevando el nivel del mar hasta la destrucción de zonas costeras de América Latina. También se inundaría por completo Venecia (Italia) y zonas de Egipto y Bangladesh.
Más 5 grados: no habría agua para Los Ángeles, El Cairo, Lima o Bombay.
Ante un escenario de este tipo, la guerra por el líquido sería inminente, una situación que muchos de los expertos del mundo han anunciado.
Más 6 grados: nos devolveríamos al periodo Cretácico.
Por falta de nutrientes, y ante la extinción de más del 70 por ciento de las especies, el océano se vería azul brillante. Los desiertos avanzarían sobre los continentes. Los desastres serían asunto de todos los días y muchas de las principales ciudades del mundo, como Nueva York, estarían bajo el agua. El mundo podría parecerse al período Cretácico, 144 millones de años atrás, en el que solamente un 18 por ciento de la superficie de la Tierra estaba sobre el nivel de las aguas, cifra que hoy se acerca al 30 por ciento.

El ex vicepresidente de Estados Unidos y activista ecologista Al Gore dijo este domingo en Copenhague que al mundo se le agota el tiempo para lograr un acuerdo contra el cambio climático, durante una conferencia de grandes empresarios sobre esta cuestión.

“Cada país, cada líder empresarial, tiene un papel que jugar para garantizar un acuerdo bueno y real en Copenhague”, sostuvo el estadounidense.

“Llegó el momento de actuar ya”, hay que “hacerlo este año, no el que viene” dijo Gore en la Cumbre Mundial Empresarial sobre cambio climático, a seis meses de la conferencia mundial en la capital danesa que debe elaborar un nuevo tratado sobre el clima.

“Para salvar el futuro, tenemos todo lo que necesitamos excepto la voluntad política”, explicó en su discurso a un aforo en el que también había científicos y políticos.

La ONU organiza la cumbre de diciembre con el objetivo de cerrar un nuevo acuerdo mundial de lucha contra el calentamiento del planeta que reemplace al Protocolo de Kioto e incremente los recortes de emisiones de gases de efecto invernadero cuando éste expire en 2012.

Estoy convencida que hay que informar, pero tambien concientizarnos que estamos ente un cambio …

ADRIANA

No hay comentarios: