jueves, 7 de mayo de 2009

Riesgos para el medioambiente....


El negocio del oro en San Juan
Junto a Gioja y de Vido, Barrick Gold tuvo su foto en la Rosada por el ambicioso proyecto Pascua Lama
Los directivos de la minera canadiense fueron recibidos por Cristina: se habló de millonarias inversiones, puestos de trabajo y cantidades de oro a extraer. De control ambiental, glaciares y ganancias, ni una palabra.
Nota completa:http://www.perfil.com/contenidos/2009/05/08/noticia_0008.html

Barrick Gold avanza en San Juan
La compañía informó que finalizó el análisis de los parámetros económicos del proyecto, recibió los permisos de construcción y negocia el financiamiento. Denuncian riesgo para el medioambiente.

La empresa canadiense Barrick Gold anunció en Santiago de Chile que iniciará la construcción del proyecto minero binacional de Pascua-Lama, un complejo que generó resistencias en la Argentina, asociado con el veto presidencial a la ley de glaciares. La compañía dijo que finalizó el análisis de los parámetros económicos del proyecto, recibió los permisos de construcción, resolvió satisfactoriamente las materias fiscales que estaban pendientes entre los gobiernos de Chile y la Argentina y que inició conversaciones para financiarse. El proyecto es resistido por agrupaciones ambientalistas y vecinos de la zona que alertan sobre los riesgos que supone para el medioambiente.

“Se construye Pascua-Lama, uno de los principales proyectos mineros de oro del mundo aún no desarrollados”, anunció Aaron Regent, presidente y CEO de Barrick. El complejo involucra a la provincia de San Juan y la región de Atacama, en Chile. El costo estimado de construcción de Pascua-Lama será de entre 2800 y 3000 millones de dólares, con un promedio de producción anual esperado que rondará las 750.000 y 800.000 onzas de oro y 35 millones de onzas de plata en los primeros cinco años.

Se anticipa un costo de caja total de entre 20 y 50 dólares por onza, lo que convertirá a Pascua-Lama en una de las minas de oro de más bajo costo de producción del mundo. Precisamente el bajo costo está determinado por el tratamiento del metal. El complejo será a cielo abierto, con procesamiento de mineral con molienda húmeda y métodos de recuperación de oro convencionales. La operación de la mina involucrará aproximadamente 300.000 toneladas por día. La energía será provista desde Chile, a través de un acuerdo de compra de la misma.

La provincia de San Juan ya cuenta con cinco proyectos mineros: tres en estudio, uno en plena producción desde 2005 (Veladero, de la compañía canadiense líder del sector, Barrick Gold) y otro a punto de construirse (Pascua-Lama, también de la Barrick). Pascua-Lama será el de mayor envergadura, utilizará 17 camiones con cianuro por mes, 370 litros de agua por segundo –casualmente en una zona semidesértica– y 200 camiones de explosivos al mes. Será también el primer yacimiento en zona limítrofe, los gobiernos argentino y chileno crearon, en la década pasada, una ley que permite una zona franca minera, puntapié inicial para que una decena de empresas exploten montañas a lo largo de los 5000 kilómetros de cordillera.

“Los gobiernos de Chile y Argentina han recibido de manera positiva la inversión y los puestos de trabajo que creará”, señala el comunicado de Barrick. Sin embargo, existen innumerables denuncias por contaminación y un centenar de pueblos que rechazan la actividad. Para extraer metales se utiliza maquinaria de última tecnología, palas mecánicas, explosivos que alteran el ecosistema y piletones con sopas químicas. Además de la utilización de inmensas cantidades de agua, siempre en zonas semidesérticas.

Varias asociaciones de ambientalistas vienen denunciando estos emprendimientos mineros porque afirman que se derrochan millones de litros de agua y contaminan el medioambiente de manera irreversible. Además, la minería a gran escala genera pocos puestos de trabajo y la riqueza que se genera no queda en el país, porque las empresas tienen numerosas exenciones impositivas.

No hay comentarios: