lunes, 8 de junio de 2009

¿Un delito ambiental? ¡Denúncielo!


Recurrir al Derecho Penal Ambiental es dar por sentado que las acciones civiles –sean judiciales como el amparo o administrativas como las denuncias que a diario se hacen ante el Poder Ejecutivo- han resultado un fracaso al menos para los casos graves de contaminación porfiada a lo largo de decena de años. Hablo de la contaminación provocada por ejemplo por los agrotóxicos. la minería, papeleras, ingenios o por que no, la del propio Riachuelo. La razón mas evidente de esta urgente e imperiosa necesidad es que hoy ya se ha probado que ni siquiera se cumplen fallos de la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación como la del caso Mendoza o los desmontes en Salta. La respuesta a este fracaso es bien sencilla.

En la fórmula economètrica de las empresas, la variable de ajuste ya no es el trabajo o el salario como lo era hace cuarenta años atrás. Hoy es la contaminación.

A mas contaminación, mas ganancias.

A más ganancia mayor capital de inversión.

A mayor capital de inversión, mayor corrupción.

A mayor corrupción, mayor impunidad.

Argentina según Transparencia Internacional –ong que entre tantas cosas mide el grado de corrupción en más de cien países- ha merecido una calificación de 2,9. La nota máxima es 10 y países como Chile tiene 7. Y la razón principal de semejante aplazo es la impunidad donde jueces y fiscales tenemos la máxima responsabilidad.

¿Cómo revertir esta tendencia que se acentúa en materia ambiental?. Con la participación de la gente, de los ciudadanos de a pie, porque todos somos víctimas de la contaminación desaforada que sufrimos. Parafraseando a un general francés: La justicia es demasiado importante para dejarla en manos de los abogados.

En Tucumán se han dado y se están dando casos concretos para el asombro. Se puede participar. Por ejemplo: en el caso de Minera La Alumbrera –una mina que explota una multinacional en sociedad con el gobierno de Catamarca y agàrrese: la Universidad Nacional de Tucumán- los vecinos afectados por la contaminación denunciaron el delito, los fiscales federales impulsamos la causa, pero ellos fueron los que visitaron a los jueces de la Cámara Federal de Tucumán en repetidas oportunidades, con muchísima insistencia. Ellos, las víctimas, decidieron en asambleas ciudadanas que debían participar activamente en el mínimo resquicio que les deja el sistema procesal penal argentino de administración de justicia. Y la insistencia tuvo sus riesgos porque a pesar del marco de profundo respeto no faltó un juez que los denunció por extorsión. A pesar de ello, los jueces de la Cámara Federal de Tucumán Dres. Graciela Fernández Vecino, Ernesto Wayar y David Mender escucharon estas víctimas y se logró lo que parecía imposible: Julián Rooney Vicepresidente de la empresa y Gerente fue procesado por el delito de contaminación de la ley 24.051. Un fallo inédito en toda América.

Se puede derrotar la corrupción. Se puede proteger el ambiente mas allá del esfuerzo que hacen muchos contaminadores y funcionarios públicos en sentido contrario. En el Día Mundial del Ambiente mire alrededor suyo y si hay un caso de contaminación denúncielo ante el fiscal federal mas cercano. No espera a que alguna ong o algún jurisconsulto hagan un recurso de amparo. Organícese con sus vecinos y hagan un estricto seguimiento de ese y tantos otros expedientes abiertos por delitos ambientales. La Tierra no puede esperar más. Por cualquier duda los fiscales federales estamos para defender a las víctimas. Pueden consultarnos en agomez@mpf.gov.ar o visitarnos en www.fiscaliagraltucuman.gov.ar

Antonio Gustavo Gomez
Fiscal General ante la Cámara Federal de Tucumán
correo oficial: agomez@mpf.gov.ar www.fiscaliagraltucuman.gov.ar
0381 4311765 / 4311072

Enviado por Mercedes Centena

No hay comentarios: