jueves, 11 de junio de 2009

Condenaron a 15 años de prisión al cura Julio Grassi, titular de la Fundación Felices los niños...


Los jueces dictaron ayer veredicto condenatorio por algunos de los hechos que se imputan al cura. Seguirá en libertad hasta tanto quede firme la sentencia y no podrá acercarse a los jóvenes denunciantes y a otros chicos en lugares privados o a solas. Seguidores del sacerdote protagonizaron disturbios en las puertas del tribunal.

El cura Julio César Grassi fue condenado ayer a 15 años de prisión por el Tribunal Oral número 1 de Morón, en la causa que se le seguía por 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores, pero no irá a la cárcel hasta tanto se dicte la sentencia firme.

Los jueces Luis Andueza, Jorge Carrera y Mario Gómez resolvieron por unanimidad condenar al titular de la Fundación Felices Los Niños a "15 años de prisión con accesorias legales y costas, por resultar autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y de la guarda del menor víctima".

Conocido el fallo del tribunal, partidarios y detractores de Grassi que estaban apostados en las afueras mantuvieron enfrentamientos, lo que motivó la intervención de la policía, que detuvo a algunos de los contendientes.

El tribunal dio por acreditado los tres hechos denunciados -dos por abuso sexual y uno por corrupción de menores- por el joven conocido como "Gabriel", pero absolvió al cura de los otros 14 cargos que habían presentado los abogados querellantes que representan a "Ezequiel" y "Luis", Juan Pablo Gallego y Jorge Calcagno, respectivamente.

Además, los jueces acordaron que el cura esté bajo libertad vigilada, lo que implica que a partir de ahora no podrá salir del país, deberá presentarse el primer día hábil de cada mes ante el Tribunal, tener un domicilio real en la provincia fuera de la Fundación Felices Los Niños y no ausentarse de su casa por más de 24 horas sin notificar a la justicia.

En el mismo sentido, Grassi tiene prohibido el contacto con menores de edad en lugares privados o a solas así también como acercarse a los tres jóvenes denunciantes.

"Se ha condenado a un pedófilo con 15 años de prisión, pero el Tribunal no lo ha encontrado responsable de todos los cargos, por lo que vamos a apelar ante la Cámara de Casación", dijo el abogado que durante su alegato pidió 37 años de prisión para Grassi, la pena más alta solicitada.

Además, para el abogado "estamos ante una persona que va a repetir el error, que no puede controlar su sexualidad por lo que es evidente el peligro para la sociedad".

En la misma dirección se pronunció la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, quien también preside CASACIDN.

"Me parece terrible que lo hayan dejado en libertad", dijo.

"Tengo una sensación de dualidad en mis sentimientos porque por 15 años no dañará a otros chicos, pero no entiendo porqué dejaron de lado las pruebas de los otros dos jóvenes", afirmó Carlotto.

Al salir del edificio, el cura le dijo a los periodistas que "este veredicto salomónico, este empate, no tiene ningún fundamento" y volvió a reiterar su inocencia.

Mientras un grupo de seguidores lo avivaban, Grassi dijo: "Este juicio era para todo o nada. No me voy a sentir libre, porque libre sería estar totalmente absuelto".

"Los únicos perjudicados son los chicos, que están muy tristes por el fallo", dijo a Télam, Nora Schulman, directora de CASACIDN, quien acompañó a los jóvenes durante todo el proceso, que llevó casi diez meses de audiencias y seis años de investigación..

No hay comentarios: