lunes, 27 de abril de 2009

La Despalabra


La despalabra

Los pobres se llaman carentes o carenciados.

La expulsión de los niños pobres se llama deserción escolar.

Los criminales que no son pobres se llaman psicópatas.

Los Países pobres son países en vías de desarrollo.

Para decir ciegos, se dice no videntes.

Un negro es un hombre de color.

En lugar de dictadura, se dice proceso y las torturas se llaman apremios ilegales.

No se dice muerte, sino desaparición física.

Dónde dice larga y penosa enfermedad, debe leerse cáncer o sida; repentina dolencia significa infarto.

Los muertos por bombardeos ya no son muertos: son daños colaterales.

No se dice capitalismo, sino economía de mercado.

A la ley de la ciudad la llaman ley de la selva.


Eduardo Galeano

Este conocido escritor y periodista latinoamericano nació en Montevideo, Uruguay, en 1940, y su nombre completo es Eduardo Hughes Galeano.

A los catorce años entró al mundo mágico de periodismo, publicando dibujos que firmaba Gius, imitando la dificultosa pronunciación castellana de su primer apellido. Algún tiempo después, empezó a publicar artículos. Desde entonces firmó como Galeano, y así se le conoce en la actualidad.

Ha hecho de todo. Fue mensajero y dibujante, peón en una fábrica de insecticidas, cobrador, taquígrafo, cajero de banco, diagramador, editor y peregrino por los caminos de América. En Montevideo dirigió un diario y algunos periódicos, sucesivamente clausurados por el superior gobierno a los acreedores. Fue jefe de redacción del semanario Marcha y director del diario Época. En Buenos Aires, fundó y dirigió la revista "Crisis".

Después de 12 años de exilio en Argentina y España, a principios de 1985 regresó a Uruguay.

El nombre de Galeano está fuertemente asociado a una escritura que da una mirada crítica a la realidad, especialmente a la de esta región del mundo. Su obra de 1971 "Las venas abiertas de América Latina", que revisa la historia del continente con ojo crítico, ya es un clásico.

"Memoria del fuego", "El libro de los abrazos", "Las palabras andantes", "El fútbol a sol y sombra" son otros títulos de su conocida obra, que está apuntalada por la publicación regular de artículos difundidos en numerosos diarios latinoamericanos, donde hace observaciones urticantes sobre el estado de las cosas en el mundo.

No hay comentarios: