viernes, 3 de julio de 2009

Los inmigrantes sin papeles ya son considerados “delincuentes” en Italia

Es porque hoy comienza a regir la nueva Ley de Seguridad. La polémica norma incluye "patrullas ciudadanas" que saldrán a la calle para defender el orden y la seguridad. Los indocumentados descubiertos pagarán una multa y serán expulsados. No irán a presos porque lo impidió el rechazo generalizado de la UE.

que, bajo el control de los intendentes, saldrán a la calle a defender el orden y la seguridad. Como aparecieron grupos como la Guardia Nacionalista, con uniformes que recordaban a los nazis, el texto definitivo impone que los patriotas no usen uniformes ni armas y que se limiten a avisar a la Policía si advierten que algo no va como debe.

Pero las protestas crecen e intelectuales encabezados por el premio Nobel de Literatura Dario Fo y los escritores Antonio Tabucchi y Andrea Camillieri lanzaron un llamado "contra el regreso de las leyes raciales en Europa". Recordaban las siniestras leyes contra los judíos de 1938 de la dictadura de Benito Mussolini.

El Senado aprobó ayer definitivamente la ley que el Partido Democrático, el principal de la oposición, consideró "un daño para el país", mientras que el primer ministro Silvio Berlusconi dijo que las nuevas normas servirán para "aumentar la tranquilidad y la seguridad de los ciudadanos".

En Italia hay un creciente clima de xenofobia que todos los días produce incidentes muchas veces no denunciados. La crisis económica, que se sigue agravando, aumenta más la hostilidad hacia los inmigrantes, legales e ilegales. La Cámara de Diputados había aprobado el proyecto de ley en mayo.

Se estima que en la península hay unos 600 mil inmigrantes indocumentados.

De ahora en adelante, el extranjero que entra o permanece en forma ilegal en Italia comete el delito de inmigración clandestina y puede ser castigado con la expulsión inmediata y multa de hasta 10 mil euros, unos 14 mil dólares. Los expertos prevén que las expulsiones podrían pasar al doble de las 28 mil aprobadas el año pasado.

Los centros de permanencia se convertirán en centros de identificación y expulsión. La estadía máxima pasa de 2 a 6 meses, para completar las medidas de expulsión, que actualmente quedan incompletas.

Un funcionario público está obligado a denunciar al indocumentado que quiere hacer un trámite. Las protestas, incluso en la Unión Europea y ante los organismos de derechos humanos, forzaron al gobierno Berlusconi a retirar del proyecto la obligación para médicos de los hospitales y directivos de las escuelas de denunciar a los pacientes o alumnos indocumentados.

Los inmigrantes sin papeles no podrán acceder más a los servicios públicos. Los chicos no podrán ser inscriptos en las escuelas si sus padres no presentan sus permisos de residencia. Este permiso será obligatorio para registrar a los recién nacidos, por lo que se anuncia la difusión de los llamados "niños invisible", como ocurrió en otros países europeos. Tampoco podrán casarse.

El permiso de residencia y la adquisición de la ciudadanía italiana, para la que hacen falta diez años de residencia legal, deberán ser pagadas: costarán entre 80 y 200 euros cada una., indica el diario Clarín.

Quién favorece el ingreso de clandestinos arriesga hasta 15 años de cárcel y el que alquila un apartamento a un extranjero irregular puede ir hasta tres años a la cárcel. Además de crear las patrullas ciudadanas que se llamarán "voluntarios para la seguridad", la ley autoriza lo que hasta ahora estaba prohibido en Italia: la venta de sprays de autodefensa con material irritante para los ojos.
Fuentes: Clarín y Télam

La ultraderecha italiana comienza a patrullar las calles....

La fiscalía de Milán abre una investigación

Las patrullas callejeras están formadas por voluntarios ultras con ropa paramilitar dispuestos a "salvaguardar la integridad nacional". De las rondas padanas a las rondas negras. Primero fue la xenófoba Liga Norte de Umberto Bossi, ahora el racista Movimiento Social Italiano-Derecha Nacional (MSI-DN). Ambas formaciones ultraderechistas ya cuentan con patrullas callejeras para limpiar los pueblos y ciudades. Los primeros usan gorras verdes y visten ropa convencional, pero la estética paramilitar de la llamada Guardia Nacional Italiana impone con su marchamo fascista.


JPG - 46.2 KB
Paramilitares fascistas pretenden colaborar con la policiaSon patrullas callejeras de voluntarios que, bajo el nombre de "Guardia Nacional Italiana", pretenden colaborar con las autoridades del país en virtud de la nueva Ley de Seguridad.Según informan hoy los diarios La Repubblica y Corriere della Sera en sus páginas web, estas patrullas, cuyo uniforme se compone de camisa caqui, gorra negra con un águila imperial romana y pantalón gris, fueron presentadas hoy en Milán durante el congreso nacional de la formación.

::Fuente: Rebelión

Un grupo fascista ofrece patrullas ciudadanas en Italia

El País

JPG - 18.5 KB
El uniforme de las rondas negras, en una imagen del diario La Repubblica.

El asunto no habría creado tanto revuelo en Italia si no fuera porque las rondas negras son promovidas por el ultraderechista Movimiento Social Italiano-Derecha Nacional (MSI-DN) de Gaetano Saya, activo fundador en los últimos diez años de una serie de minipartidos radicales y procesado en 2004 por difundir ideas sobre la superioridad y el odio raciales. Entre sus perlas está calificar a los inmigrantes como "un peligro para nuestra raza".

Uno de los fiscales de Milán, Armando Spataro, jefe del grupo dedicado a la lucha antiterrorista, abrió ayer un expediente informativo en el que, de momento, no hay personas investigadas ni indicios de delito. En los próximos días, Spataro formalizará la acusación, que podría basarse en el delito de apología del fascismo.::Fuente: El País

La ultraderecha italiana, lista para patrullar las calles

Público

JPG - 36.9 KB
Fotografia: EFE

Las patrullas callejeras están formadas por voluntarios ultras con ropa paramilitar dispuestos a "salvaguardar la integridad nacional"

Las camisas negras, ahora, son de color caqui. Llevan corbata, brazalete, escudo del aguila imperial romana y una aparatosa gorra de plato. De esta guisa, unos 2.000 voluntarios de Derecha Nacional patrullarán las calles, aunque no les estará permitido el uso de armas.

La Fiscalía de Milán —la ciudad donde fue presentado el nuevo cuerpo paramilitar— ya ha iniciado una investigación, aunque las rondas negras no podrán comenzar hasta la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad. Objetivo: proteger la "integridad nacional"

Detrás de la Guardia Nacional Italiana se encuentra Gaetano Saya, del Movimiento Social Italiano . Líder también del Partido Nacionalista Italiano, Saya ha tenido problemas con la Justicia por sus ideas racistas.

Así, no dudó en ilustrar su programa político de 2006 con proclamas como ésta: "Hay que expulsar a todos los inmigrantes, porque son un peligro para la pureza de nuestra raza. Los maricas, en cambio, pueden trabajar tranquilamente, pero deben permanecer lo más escondidos posible".Fuente: Público

Y racismo, xenofobia,discriminación.... se disfrazan de palabras como salvaguardar la integridad Nacional....

ADRIANA

No hay comentarios: