domingo, 12 de julio de 2009

El camino del Cóndor


Tráiler del Documental de Cristian Holler

Documental filmado en la región con calidad internacional

Se realizó para estudiar el vuelo y la vida del cóndor, en el cual se juntan la visión de un científico y la de un amante del parapente. Durante la filmación se hicieron varios descubrimientos asombrosos, aunque los pájaros en vuelo siguen siendo la estrella de la pantalla. “El camino del cóndor”, un documental producido en Bariloche por barilochenses, tiene trascendencia internacional por su calidad y por la temática que toca

Foto Christian Holler



(11/07/09)
Christian Holler, el director de esta película, trabajó en cine y televisión durante más de 10 años en general para proyectos del extranjero, hasta que un día se dio cuenta que en Bariloche había todo lo necesario para filmar documentales sobre la naturaleza pero que nadie lo hacía. Desde ese momento empezó a pensar, junto al ornitólogo Lorenzo Sympson (que estudia la vida y el vuelo de los cóndores) en filmar un documental sobre estas aves.

La idea de incluir al piloto de parapente Martín Vallmitjana surgió del deseo de Holler de rodar un documental que se apartara de lo tradicional, y de su propia experiencia como parapentista.
El director cuenta: “Cuando estamos volando nos cruzamos con cóndores en el aire, a veces se quedan curioseando y mirándonos, y pueden ser 3, 5, 8 minutos en los que estás volando con ellos. Siempre nos llamó la atención saber cómo son, de dónde vienen y a dónde van. Entonces pensé en juntar a Lorenzo con Martín, a ver qué pasaba cuando cada uno le contara su historia al otro.”

Lo que ocurrió al juntar al científico con el parapentista fue la sumatoria de experiencias y el descubrimiento de saberes nuevos. Uno de los hallazgos que se produjo mientras filmaban el documental fue el de las corrientes de aire que usan los cóndores. En el relato de Holler todavía se percibe la emoción: “Martín miraba a los cóndores todo el tiempo, desde su casa y cuando se los cruzaba volando, y empezó a ver que ellos estaban volando cosas que nosotros no volábamos, cosas que no veíamos en el aire".

"Martín entendió lo que pasaba en el aire y es algo que nadie había visto antes ni lo había volando antes, en ese lugar. Se llama %u2018onda de montaña’, es como una ondulación, tiene una franja de viento que sube y otra que baja. El efecto es parecido al de las olas en el mar, si te montás volando en ese aire que sube podés volar por muchísimos kilómetros, que es una de las cosas que hacen los cóndores. Ese fue el primer aprendizaje de vuelo a partir de la observación.”

Estos descubrimientos llevaron a replantear el argumento de la película durante el rodaje. Eso, sumado a que era la primera vez que el equipo filmaba junto y las dudas naturales que genera toda creación artística, hicieron que Holler mantuviera alto su nivel de exigencia y precaución. Pero cuando llegaron al final del rodaje la conclusión fue que efectivamente tenían una película, “y que incluso podía llegar a ser buena”, cuenta el director entre risas. Holler ya está empezando a disfrutar del éxito merecido, aunque el documental tuvo apenas un primer estreno para amigos (que debía hacerse en dos funciones pero la segunda se suspendió hasta que pase el pico de gripe A).

El director cuenta que la reacción del público fue “muy buena y sorprendente. La gente se maravilló con la película, escribieron notas en los diarios, cartas de lectores, me llaman a casa o me paran por la calle para felicitarme.”

Presente y futuro

El “proyecto”, como dice Holler, tiene tres ejes, uno es filmar películas donde se cuenten historias que apunten a la conservación; otro es de corte educativo, que en concreto se traduce en llevar “El camino del cóndor” gratis a todas las escuelas de Argentina, y el otro eje es colaborar con el trabajo científico de Lorenzo Sympson y un grupo de investigadores. Esta colaboración se va a hacer en parte apoyada por la venta del documental en formato DVD.

A partir de la experiencia ganada con “El camino del cóndor” se está planeando hacer dos documentales más. Holler da la primicia: “Tenemos la idea de contar la historia completa. %u2018El camino’ es como una introducción a la vida y al vuelo del cóndor. Pensamos una segunda película que es la historia de los primeros ocho años de vida de un pichón de cóndor. La vamos a hacer con Lorenzo y con Martín en un formato parecido al de ahora. Y el tercer documental es un estudio del vuelo del cóndor a macro-escala, tomando unos 500 Km, entre Esquel y San Martín de los Andes por ejemplo.”

Aunque recién este año está terminado, “El camino del cóndor” recibió (por un corte de trabajo) el premio a mejor fotografía en el Festival Internacional de Cine de Montaña de Ushuaia, el año pasado, y el premio del público del Festival de Cine de Neuquén hace un par de meses. El documental también está participando de festivales de cine y de parapente de Argentina y de Canadá, Eslovenia y España.

Las funciones para ver “El camino del cóndor” en Bariloche se harán en la universidad privada FASTA, también habrá funciones en El Bolsón y San Martín de los Andes. El documental en formato DVD y a un precio de $50 se puede conseguir a través de la web: www.elcaminodelcondor.com.ar, en la librería La Barca, Mitre 534 o en Toky, Mitre 299.

Viggo Mortensen

La voz narrativa del documental, en castellano y en su versión en inglés, es la del actor argentino que fue nominado al oscar por su trabajo en “Promesas del Este”. ¿Cómo llega Viggo Mortensen a formar parte de “El camino del cóndor”? Christian Holler contesta:

- Con dos amigos productores de Buenos Aires empezamos a pensar que sería bueno contar con un actor conocido que se enganche con la Argentina, con la Patagonia y la temática de los cóndores. Y apareció el nombre de Viggo Mortensen, buscamos sus datos, le presentamos el proyecto y le gustó desde un principio. Se enganchó con la historia, con hacer un documental de conservación y también porque es argentino y es fanático de Argentina.

Viggo es un artista, aparte de actuar en películas grandes, escribe, pinta, hace música, fotografía, tiene una editorial de libros; es un tipo muy sensible y además lo hizo de onda, su colaboración es desinteresada. Es una persona que se entusiasmó con la historia, nos da una mano enorme y le da una mano enorme a la conservación del cóndor. (Melissa Bendersky - ANB) Fuente:La Angostura Digital

1 comentario:

Anónimo dijo...

Groso viggo!! lejos el mejor actor