jueves, 2 de julio de 2009

Cómo afrontar la pérdida de empleo



Evita que hunda toda tu vida

Perder el empleo es uno de los eventos más estresantes en la vida de una persona. Quizás pienses que no hay salida y que cuando los que tienen empleo te dicen que mantengas alto tu ánimo, que seas optimista, piensas que lo dicen por decir, que suena muy fácil.

Pero en mi caso no es así. Yo trabajo ayudando y entrenando a personas que como tú han perdido su empleo. Cada día estoy literalmente en el ojo del huracán recibiendo los embates de 60 a 70 personas al día y lo más importante de mi trabajo es ayudarlos a ver otras vías y opciones en medio de la tormenta.

Estrategias para sobrellevar la situación

Por eso te sugiero algunas estrategias que te servirán para sobrellevar la situación mientras escampa la lluvia y sale sol.

1- Evita a toda costa ponerse más presión

Estar desempleado ya tiene su alta dosis de presión. Si además estás presionado por encontrar otro empleo, uno llega a sentirse extenuado. Perder el empleo no sólo es un asunto financiero, sino también emocional. No te resientas con los demás ni te sientas culpable. Siempre hay cosas que podemos sumar: el amor de tu familia, el seguro de desempleo, tal vez sellos de alimentos (food stamps), centros de ayuda para buscar empleo y personas con disposición de ayudarle. Pero si te pones con una actitud de “araña peluda”, tú mismo te estás cerrando las puertas.

2- Si la carga es muy pesada, ¡pide ayuda!

Consulta con tu médico o con un profesional de salud mental. Si ya estás imposible y peleas con todos y por todo, no dejes pasar más tiempo y busca ayuda. Si no, no será posible que puedas salir adelante.

3- Establece una rutina

Antes de salir a la calle a buscar empleo, ponerse a enviar un resume desde tu computadora o realizar llamadas por teléfono, sal a caminar unos 20 minutos, toma una buena ducha y desayuna. Esta rutina te dará energía y ánimo para enfrentar el día. Evita las conversaciones negativas, el exceso de café y la comida basura.

4- Habla con tus hijos

Háblales con el corazón, pero sin hacerlos sentir culpables o inseguros. Ellos entenderán que sus padres siempre han sido responsables y que por perder el empleo no dejaran de serlo ni de amarles. Pero también se harán cargo de que todos deben de “amarrarse” el cinturón y colaborar para salir adelante. Establece tus estrategias de ahorro con ellos, que entienden más de lo que uno puede imaginar. Es peor tenerlos inquietos ante una situación que saben que esta ahí, pero que no entienden como la pueden manejar.

5- No descargue tu preocupación, frustración o miedo sobre tu cónyuge

Él o ella también está pasando este momento de incertidumbre contigo, y a veces se sienten igual o peor que tú. Es un tiempo difícil para todos, por lo que deben mantener la comunicación abierta y pensar juntos en estrategias para salir adelante. No es tiempo de reproches, sino de ayudarse, unirse y respaldarse mutuamente.

Hada María Morales, Univision.com

No hay comentarios: