miércoles, 1 de julio de 2009

Gripe A,.Esto dicen en España ....

SUDAMÉRICA | 50.000 argentinos ya se han contagiado

Una guerra desorganizada contra la gripe

Dos personas con mascarillas en Buenos Aires. | Reuters

Dos personas con mascarillas en Buenos Aires. | Reuters

Es increíble la cantidad de gente que puede entrar en un vagón de metro de Buenos Aires, en la hora punta. Lo mínimo 60, incluyendo al pasajero que de pronto sufre un acceso de tos, sembrando la alarma en el compartimento.

¿Quién nos dice que ese señor bien trajeado, que intenta cubrirse el rostro con el diario, no es portador del virus de la Gripe A? Los demás lo observan como si se tratase de un terrorista suicida, cargado con armas biológicas.

"Hay niños en el vagón... mujeres embarazadas", dice el coro de voces que se acrecienta hasta que el supuesto agente infeccioso se ve obligado a bajar en la estación más próxima. En lo que resta del trayecto, cualquiera que carraspee, tendrá que hacer lo mismo. Cabe señalar que la mayoría de los que protestan, no llevan puestas las mascarillas protectoras.

Juan Carr, integrante del Comité de Crisis del Ministerio argentino de Sanidad, anunció que unas 50.000 personas han contraído la enfermedad. La cifra incluye los nuevos casos y aquellos que están en vías de recuperación.

Al principio las autoridades sanitarias no hacían más que rebatir, por "alarmistas", las mediciones de Carr, jefe de Red Solidaria, una ONG que provee ayuda médica a los más necesitados. Ahora los datos que recogen sus voluntarios en distintos puntos del país, van a misa. El último parte del ministerio consigna 42 víctimas fatales, por ahora.

En medio de la guerra contra la epidemia, se produce un relevo en el estratégico ministerio. Juan Manzur toma el mando en lugar de Gabriela Ocaña, que renunció al no aprobarse lo que pedía: un "aislamiento social" como el que se implantó en México, donde cerraron las oficinas públicas, los cines, las escuelas, etcétera.

En Argentina, el lunes se adoptaron medidas profilácticas y de forma desigual. En cinco de las 24 provincias se decretó la suspensión de las clases escolares entre el 29 de junio al 24 de julio. En cuatro, desde el 1 al 24 de julio, y así cada gobernador obró de acuerdo con lo que recomendaban sus asesores o sus propios instintos.

Llama la atención que en Buenos Aires –la capital y la provincia-, donde la población es de 18 millones de habitantes, se haya decidido adelantar las vacaciones de invierno, pero sólo para la próxima semana, y mantener abiertos los lugares públicos.

Para Roberto Espinosa, del Instituto de Epidemiología de Buenos Aires, daría casi lo mismo dejar las cosas como están. "De qué sirven esas medidas si las universidades y los cines (los bonaerenses son grandes cinéfilos) van a funcionar como de costumbre. La semana próxima entramos en el pico de la epidemia. ¿En qué están pensando los señores del comité de crisis?".

La Matanza es el distrito más populoso del extrarradio de Buenos Aires y uno de los más pobres. Las mujeres que toman mate (una infusión de yerbas) junto a la tienda creen que el periodista es un funcionario, no importa de qué, y lo acribillan a preguntas. Si es verdad que los que han contraído el dengue –la plaga que antecedió a la Gripe A- son más propensos a contraer este virus. Si la nueva influenza provoca abortos, ceguera, impotencia sexual.

El periodista les enseña la edición del diario Clarín, que ha sacado una sección de Preguntas y Respuestas acerca de cómo hay que lavarse las manos, qué tipo de detergentes utilizar y qué clase de contactos evitar. Por ejemplo, no deben compartir la bombilla que se usa para sorber el mate.

Raúl Wilson, del Hospital Penna, tiene ojeras y bosteza. Ayer su establecimiento atendió a 370 pacientes, en su mayoría niños, rebosantes de salud. "Sí, pero anoche tosía", insiste una madre. "OK, dele una aspirina", responde el médico. "Es comprensible que se preocupen por los chicos. Estamos a tope. Por suerte hemos recibido ayuda de médicos voluntarios, incluso de jubilados", explica Wilson.

Los investigadores del Instituto Malbrán no descartan que el virus haya experimentado una mutación en territorio argentino y ya enviaron un informe preliminar a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esa mutación explicaría por qué el índice de mortalidad en Argentina supera al de Chile, donde ha habido 14 decesos.

"El ambiente en que se desarrolla la enfermedad no ha cambiando, pero ahora los huéspedes son también personas jóvenes y robustas, con lo cual se analiza una variación del agente etiológico (virus)", dijo una fuente del instituto, al diario La Nación.

Dengue y gripe A

En esta película ya estuvimos, sólo que entonces el villano era una enfermedad que se transmite por la picadura del mosquito 'Aedes Aegypti'. Hace pocos meses, Argentina sufrió la peor epidemia de dengue de su historia, con unos 8.000 casos reconocidos por el gobierno y más de 30.000 denunciados por las redes sociales.

La epidemia dejó cerca de una veintena de muertos, aunque la cifra exacta nunca la tendremos puesto que los principales focos se concentraron en las remotas y olvidadas provincias del norte, donde tampoco se conoce el número de desnutridos, tuberculosos o portadores del Mal de Chagas que por allí circulan.

El dengue, procedente de Bolivia, invadió primero a la provincia del Chaco, cuyo gobernador, Jorge Capitanich dijo que había múltiples brotes infecciosos, "pero no una epidemia". Luego Capitanich combatió el mal con desinfectantes caducados. Desde allí el virus se propagó hacia el sur, hasta llegar a los suburbios de Buenos Aires, donde el gobierno acusó a la oposición de sembrar el pánico con miras a las elecciones legislativas del domingo pasado.

Fuente:El mundo.es http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/01/internacional/1246473413.html

Y pensar que CFK, pensaba viajar a Honduras...

ADRIANA

No hay comentarios: