miércoles, 10 de marzo de 2010

Sudamérica se corrió hacia el oeste tras el terremoto


Se nos movió el piso. Neuquén, Bahía Blanca, Mendoza, Buenos Aires y hasta las Islas Malvinas mostraron puntualmente un corrimiento de varios centímetros hacia el oeste luego del fortísimo terremoto de magnitud 8,8 en la escala de Richter que sufrió Chile el 27 de febrero.

Casi en el epicentro del sismo, en la ciudad chilena de Concepción, ese desplazamiento fue de nada menos que tres metros al oeste y la capital, Santiago, en unos 28 centímetros hacia el oeste-sudoeste, además de afectar a otras localidades en todo el continente y en el océano Pacífico, aseguran expertos de varias universidades de Estados Unidos.

El sismo, que los científicos consideran ha sido el quinto más potente desde que se cuenta con instrumentos para medir estos fenómenos, también causó un desplazamiento de cerca de 12 centímetros al oeste de Neuquén, 4,4 cm de Bahía Blanca y 2,5 cm de Buenos Aires.

Los datos son puntuales pues corresponden a mediciones a través del sistema de posicionamiento satelital (GPS) por lo que debe entenderse entonces que el movimiento fue general y afectó en mayor o menor medida a todo el país y Sudamérica.

Las ciudades de Valparaíso, en Chile, y Mendoza, en Argentina, se movieron también "de forma significativa", de acuerdo con las mediciones de los expertos, quienes asimismo constataron que el sismo afectó las posiciones de otros lugares del continente americano como las Islas Malvinas o la brasileña Fortaleza.

Los expertos constataron estos movimientos a través de medidas vía satélite tomadas gracias a los GPS posicionados en diversos lugares antes del día en que ocurrió el terremoto, el 27 de febrero, y después, informó la cadena CNN.

Los responsables del estudio provienen de las Universidades de Ohio, Hawaii, Memphis, el Instituto Tecnológico de California y diferentes agencias de América del Sur.

La Universidad de Ohio, una de las que lideran los estudios sobre el terreno, ha publicado un mapa con la estimación de los desplazamientos registrados, que pretende ir actualizando conforme llegan nuevos datos.

Antes, la NASA había anunciado que, según cálculos preliminares, el fuerte terremoto movió el eje de la Tierra en unos ocho centímetros de tal forma que los días podrían ser más cortos en unos 1,26 microsegundos.

Ayer, en tanto, un sismo con intensidades que fluctuaron entre los 4 y los 6 grados se sintió en las regiones del Biobío y La Araucanía, según informaron las direcciones regionales de la Oficina Nacional de Emergencia de Chile (ONEMI) que no reportaron daños. (DPA, AP, Télam, Redacción Central)

1 comentario:

Guille Copello dijo...

Adriana, estaba previsto solo hay que leer las profecías. Un beso Guille